¿Quién no ha soñado alguna vez con viajar a Ámsterdam?

Seguro que la has visto en la tele, en películas, documentales y hasta en las noticias. Has escuchado hablar de Van Gogh y sabes que no solo se trata de un grupo de música. Incluso habrás visto alguno de sus cuadros en algún museo del mundo. Te encantan los molinos y los tulipanes. Te chifla el queso, y no solo el manchego. Quieres saber si el Barrio Rojo es realmente rojo y si en los Coffee Shop se fuman tantos porros como dicen. Te vuelven loco las bicicletas. O simplemente te parecen súper románticas las ciudades con canales, como Brujas o Venecia.

Entonces has de viajar a Ámsterdam. Claramente.

Canales de Ámsterdam
Una de las escenas más típicas de Ámsterdam. Canales y bicicletas

Qué ver y hacer en tres o cuatro días en Ámsterdam y alrededores

Nosotros estuvimos cuatro días en Ámsterdam. En ese tiempo tuvimos tiempo más que suficiente para conocer los principales rincones de la ciudad, y hacer un par de excursiones cerca. Yo te animo a visitarla, así que te contaré lo que vimos, pero también lo que no nos gustó.

Ámsterdam es una ciudad con muchísima vida, y a la que viajan miles de turistas. Por eso encontrarás que sus calles están abarrotadas a todas horas aunque haga frío.

Canales en Ámsterdam
Esto es Ámsterdam: Canales, puentes, bicicletas y edificios de color rojo y marrón
Músico callejero en Ámsterdam
Un músico callejero en Ámsterdam

También encontrarás miles de bicicletas en sus calles. Holanda es el país europeo con más bicicletas pues es prácticamente plano, y los conductores de otros vehículos están muy acostumbrados a convivir con ellas. Una buena opción para conocer la ciudad de forma ecológica es alquilar una.

Como curiosidad, cada año rescatan miles de bicicletas del fondo de los canales. Sí, en serio.

Bicicletas en Ámsterdam
Las Bicicletas son el medio de transporte más popular en Ámsterdam
Puesta de sol en Ámsterdam
Una bonita puesta de sol en Ámsterdam

Otra opción para moverte por la ciudad, y además tener acceso o descuentos a las atracciones y museos de Ámsterdam, es a través de la Ámsterdam Welcome Card o la iAmsterdam City Card. Nosotros usamos la primera pues incluía los transportes por varios días y no teníamos previsto entrar a tantas atracciones, pero consulta antes de viajar cuál es la que más te interesa según tus necesidades.

Ámsterdam
Ámsterdam es fotogénica desde donde la mires
Ámsterdam
Otro canal de Ámsterdam

Algunos de los lugares que no te puedes perder en tu visita a Ámsterdam son:

La Plaza Dam

La Plaza Dam es el centro neurálgico de Ámsterdam y uno de los lugares más animados de la ciudad. Es punto de reunión y partida para muchas visitas guiadas, y allí, además de muchísima gente, encontrarás el Palacio Real, el Monumento Nacional, el Museo Madamme Tussauds o la iglesia De Nieuwe Kerk.

En la iglesia habitualmente hay exposiciones temporales, por lo que en función del contenido de la misma puede ser interesante pagar para entrar, o no.

El museo de cera es caro y no creo que sea muy diferente a otros museos similares que hay por el mundo. Si nunca has visto ninguno, o te apasionan las reproducciones de los personajes famosos, no te lo pienses.

En cuanto al Palacio Real, la entrada cuesta 10 euros y es el único de los tres lugares de la Plaza Dam que no tiene descuento o entrada gratuita con las tarjetas mencionadas anteriormente.

Plaza Dam Ámsterdam
Esta es la Plaza Dam, centro de toda la vida en Ámsterdam

El Barrio Rojo o Red Light District

Puedes dar una paseo o tomar unas cervezas en el Barrio Rojo, que no es tan rojo como lo pintan. Aunque de noche se torna de este color gracias a las luces de neón de muchos de sus establecimientos. El famoso barrio de las prostitutas de Ámsterdam no es ya lo que era, aunque sigue teniendo su fama y en muchos escaparates podemos ver aún a estas mujeres exhibiéndose.

El ambiente nocturno de la zona bien merece la pena una visita. Tomar unas cervezas en alguno de sus locales es toda una experiencia, aunque tampoco es barato. En muchos sitios pagas más por un par de cervezas que por algo de cenar.

Barrio Rojo de Ámsterdam
Anochece en el Barrio Rojo de Ámsterdam
Barrio Rojo de Ámsterdam
Barrio Rojo de Ámsterdam

Por cierto, mucho cuidado con las cámaras de fotos en esta zona de la ciudad. No es que te la vayan a robar, pero sí está prohibido fotografiar los escaparates con mujeres.

Ámsterdam
Prohibido hacer fotos como esta en Ámsterdam

La mítica casa de Anna Frank

Seguro que habrás escuchado hablar de esta niña en más de una ocasión. Y de su diario.

Pues en Ámsterdam está la casa donde Anna Frank se refugió de los Nazis junto a su familia durante dos años y un mes, y donde escribió su diario narrando terribles escenas de la persecución de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

El patio del Begijnhof y otras iglesias

Cuando todo el mundo recomienda visitar el Begijnhof, por algo será. Tan solo es un pequeño patio ajardinado rodeado de edificios de ladrillo rojo, en el que se ubica una pequeña iglesia inglesa. Sencillo, pero con mucho encanto, y muy céntrico, por lo que puedes apuntarlo en tu lista de lugares que ver en Ámsterdam.

También puedes visitar otras iglesias como la Oude Kerk, en cuyo interior también hacen exposiciones de arte conceptual tirando a raro, la WesterKerk, o la Sint-Nicolaaskerk.

Begijnhof Ámsterdam
Interior del Begijnhof, una de las visitas imprescindibles en Ámsterdam
Oude Kerk Ámsterdam
Interior de la Oude Kerk con una de las obras de arte conceptual

Los Coffee Shop que inundan la ciudad

Dicen que entrar en un Coffee Shop es algo obligatorio.

O no. Y es que a pesar de ser uno de los clásicos de la ciudad yo preferí no entrar en uno de estos lugares donde desde la calle ya huele fuertemente a marihuana. Será algo muy típico, pero personalmente no me gusta este olor.

Por cierto, si nunca has estado en Ámsterdam, has de saber que los Coffee Shop no son lugares para tomar café. En ellos podrás tomar toda clase de bebidas no alcohólicas, comer algo, o incluso probar productos elaborados con Cannabis u otras sustancias. Y fumar, claro está. Si quieres tomar un simple café, busca un Café, no un Coffee Shop.

El famoso letrero de iAmsterdam que hay frente al Rijksmuseum

¿Quién ha viajado a Ámsterdam y no se ha hecho una foto aquí? Este lugar es una auténtica locura de gente haciéndose selfies, foto de grupo, y hasta trepando hasta lo alto de las letras para inmortalizarse en cualquier pose.

Si tienes mucha suerte, conseguirás fotografiar el letrero de iAmsterdam sin gente. Yo no lo conseguí.

Letrero iAmsterdam
Uno de los pocos momentos en los que había poca gente frente al letrero
Letrero iAmsterdam
Chica bajando del letrero tras hacer el pino sobre una de las letras

Visitar el Museo Van Gogh

Viajar a Ámsterdam y no visitar el Museo Van Gogh es como ir a Londres y no visitar el Museo Británico.

Seguro que ya habrás visto muchas de sus obras repartidas por otros museos del mundo, como el Moma de New York, el Reina Sofía de Madrid, o el Louvre de París, entre otros, pero no hay nada como conocer su historia y ver sus principales obras en su propio país.

Visitar otros museos de Ámsterdam

Un poco de cultura nunca viene mal, ¿verdad?

Si te quedaste con ganas de ver más museos y tienes tiempo suficiente, te recomendaría visitar el Museo Nacional de Ámsterdam, el Museo del Sexo, o la Heineken Experience.

Museo Van Gogh Ámsterdam
El Museo Van Gogh de Ámsterdam
Rijksmuseum de Ámsterdam
Interior del Rijksmuseum de Ámsterdam

Pasear por sus innumerables canales y cruzar sus puentes

Dicen que hay más canales y puentes en Ámsterdam que en Venecia. Obviamente no se pueden comparar las ciudades pues en la italiana lo que no abundan son las calles, y en la holandesa sí.

En cada puente tendrás oportunidad de hacer bonitas fotos de la ciudad a cualquier hora del día. Y si te animas, podrás subir a alguna de las muchas embarcaciones que realizan tours por ellos. Incluso cenar en alguno de estos barcos.

Como curiosidad, si te apetece hacer un recorrido gratis por los canales de Ámsterdam, puedes hacerlo como si fueras en una embarcación con Google Street View.

Canales de Ámsterdam
Canales de Ámsterdam
Canales de Ámsterdam
Una buena opción para conocer Ámsterdam es contratando un tour en barco

Comprar en el Mercado de las Flores

O simplemente caminar por los puestos que hay a lo largo de la calle observando la gran cantidad de plantas, semillas, bulbos y souvenirs curiosos que puedes comprar para llevarte un buen recuerdo de tu visita a Ámsterdam.

Un lugar curioso y muy recomendable para dar un paseo y llevarte un buen recuerdo de tu visita a Ámsterdam.

Mercado de las Flores de Ámsterdam
El Mercado de las Flores de Ámsterdam

Visitas que puedes hacer desde Ámsterdam

Si viajas hasta Ámsterdam por más de dos días te recomiendo que visites otras ciudades cercanas. Para ello, puedes comprar los billetes de autobús o tren en la Estación Central. Pero si quieres ahorrarte colas e ir directo al tren también puedes reservar online a través de GoEuro. Con este buscador de viajes, podrás comparar la mejor opción para viajar en tren, vuelo y autobús entre las principales ciudades europeas. A nosotros nos ha servido de gran ayuda siempre en nuestros viajes por Europa. En un par de clicks tienes toda la información del viaje, y al mismo precio que si compras en las taquillas o máquinas de la estación.

Estas son algunas de las visitas recomendadas cerca de Ámsterdam:

Zaanse Schans y los molinos holandeses

Uno de esos lugares imprescindibles en cualquier viaje a Ámsterdam es Zaanse Schans. Se trata de una excursión de una mañana en la que podrás conocer los auténticos molinos holandeses. Y enamorarte de ellos, por supuesto. Eso será inevitable.

Zaanse Schans es un pequeño pueblo a menos de media hora de Ámsterdam. En el se concentran varios molinos típicos junto a un gran canal, y rodeados de zonas de huerta y bonitas casas de colores. En algunos puedes visitar su interior donde podrás conocer para qué eran utilizados en la antigüedad.

También hay varios museos y tiendas donde comprar ricos quesos holandeses, souvenirs, ¡y hasta zuecos! Te va a encantar.

Zaanse Schans
Nada más llegar a Zaanse Schans te encuentras con estos bonitos molinos

Waterland con el Waterland Ticket

Otra opción más que recomendable para visitar cerca de Ámsterdam es la comarca de Waterland. Se trata de un tour de un día que puedes hacer por tu cuenta comprando el Waterland Ticket.

Durante tu visita a Waterland podrás conocer bonitos pueblos como Edam, Volendam y Marken. Sus casitas de colores y sus canales te sorprenderán hasta tal punto que desearás quedarte allí a vivir para siempre.

Más información sobre la visita a Waterland y el Waterland Ticket

Waterland
Los pueblos de la comarca de Waterland son así de bonitos

Utrecht, la pequeña Ámsterdam

Utrehct es una pequeña ciudad a menos de media hora en tren desde la Estación Central de Ámsterdam.

Puedes visitarla en un día, aunque posiblemente cuando pasees por sus calles y cruces sus canales desearás pasar allí al menos una noche, disfrutando de su iluminación nocturna.

Al igual que sucede con Ámsterdam, puedes navegar por sus canales desde Google Street View.

Utrecht
Si te gusta Ámsterdam, te encantará Utrecht

Otras ciudades que puedes visitar desde Ámsterdam

Si viajas por varios días, tienes tiempo y te apetece conocer otras ciudades holandesas, puedes optar por ir a Utrehct, Rotterdam, La Haya o incluso cruzar la frontera belga y dar un paseo por las bonitas ciudades de Flandes. BrujasGante te sorprenderán seguro.