Os de Civis

Hace ya unos cuantos años, bastantes, cuando vivía en Andorra, decidí perderme por una carretera por la que nunca había circulado en una tarde en la que andaba ocioso, y terminé llevándome una grata sorpresa cuando, tras salir del país, llegué a uno de esos pueblos bien cuidados y bonitos, con sus calles y casas de piedra por las que parece no haber pasado los años y que albergan una tranquilidad asombrosa.

Con el pequeño pueblo de Os de Civís tengo un pequeño idilio desde aquella primera vez que lo visité. Uno de estos amores a primera vista con un lugar que, por su ubicación y sus características lo convierten en algo especial, un pequeño conjunto de casas típicas del pirineo en medio de la nada, con una única carretera de acceso que procede de Andorra, pero que termina en suelo español y en la que no hay fronteras ni aduanas.

Visitando el pequeño pueblo de Os de Civís

Os de Civís

Os de Civís

Os de Civís

Os de Civís es el destino al que siempre que viajo a Andorra visito casi sin excepción. Da igual que vaya sólo o acompañado, siempre reservo un rato para subirme al coche e ir a visitarlo, y cuando he llevado a alguien que no lo conocía su impresión ha sido la misma que la mía.

Os de Civís

Os de Civis

Os de Civis

En mi última visita, de la que son todas estas fotos, estaba nevado y en la mayoría de sus calles habían placas de hielo que casi impedían caminar por ellas, además el día estaba bastante oscuro y al medio día parecía que estaba ya anocheciendo en muchas zonas. Otra cosa que me disgustó fue ver que su bonita iglesia de Sant Pere d’Os de Civís estaba inaccesible, con una valla que la rodeaba y síntomas de haber sufrido algún daño, o tal vez la están rehabilitando, espero que la próxima vez esté abierta para poder fotografiarla.

Os de Civis

Os de Civis

Os de Civis 16

Os de Civis 17

Hace poco he conocido una palabra que define a este pueblo: Periclave. Se trata de un pueblo que está situado en la vertiente andorrana del pirineo y que por lógica tendría que pertenecer a este pequeño país, pero que administrativamente pertenece a Valls del Valira, que es otra localidad catalana, y por lo tanto es español. Para llegar hasta Os de Civis en coche el único camino es a través de una pequeña carretera que sale de Sant Julià de Loria, aunque siempre he leído que está comunicado con Valls del Valira a través del Coll de Conflent, pero no me consta que se pueda transitar por este puerto de montaña con un vehículo normal, tal vez con un 4×4, o tal vez sólo a pie. Algún día lo descubriré.

Os de Civis

Os de Civis

Os de Civis

En este bonito pueblo pirenaico, como en muchos otros, hay calles que no parecen calles, pasadizos que pasan bajo las casas, montones de leña y piedras por donde mires, hierbas y flores que salen de cada rincón (aunque en invierno y con nieve no tanto), fuentes, puertas y ventanas antiguas, balcones imposibles, farolas que piden a gritos ser fotografiadas y un sinfín de detalles que invitan a contemplarlos con calma y a pensar en regresar algún día a volver a verlos, aún sin haberte ido todavía del lugar.

Os de Civis

Os de Civis

Os de Civis

Os de Civis 24

Os de Civis 25

En Os de Civís hay varias casas rurales y restaurantes. Yo he comido en el restaurante Hostal La Font, y la verdad es que merece la pena, aunque el precio de los demás es similar y la calidad imagino que también lo será, ya que en estas zonas se suele comer muy bien. No puedes dejar de probar una buena escudella, embutidos y carnes de la zona, una riquísima crema catalana, y rematar con un chupito de licor escarchado artesano de Andorra.

Comiendo en Os de Civis

No sé cuando será mi próximo viaje a Andorra, espero que pronto, lo que tengo claro es que volveré a ir a Os de Civís.

Os de Civis

Os de Civis

Os de Civis