Santander

He estado dos veces en Santander, en las dos ocasiones solamente pasando el día, y puedo decir que es una ciudad que me gusta bastante aunque no la he podido conocer en profundidad. Además se encuentra rodeada de sitios preciosos, playas espectaculares y muy cerca de los Picos de Europa, por lo que pasar unos días en Cantabria y visitar durante al menos un día Santander es una opción más que recomendable.

Las dos veces he hecho más o menos el mismo recorrido, empezando en el Paseo de Pereda, paseando junto a la orilla del mar hasta llegar a la Península de la Magdalena. Aunque tras la mala experiencia dando vueltas en busca de aparcamiento en la ciudad, esta segunda visita opté por algo más práctico además de bonito: Dejar el coche en Pedreña e ir en barco desde el Muelle de Pedreña, que por 4,75 euros te lleva hasta el Palacete del Embarcadero, junto a los Jardines de Pereda, atravesando la Bahía de Santander, y luego te trae de vuelta.

De Pedreña a Santander

De Pedreña a Santander

De Pedreña a Santander

De Pedreña a Santander

Qué ver en un día en Santander

Santander tiene bonitas playas, como la de Los Peligros, la del Camello, o la del Sardinero, por lo que si eres fan de las playas y tienes la suerte de que hace buen tiempo podrás darte un baño.

Subiendo por la Avenida Reina Victoria veremos en dirección a la Magdalena llama la atención a la izquierda una buena cantidad de casas señoriales, y a la derecha unas bonitas vistas de la playa de los Peligros y de la Bahía de Santander en general.

Qué ver en un día en Santander

Qué ver en un día en Santander

Qué ver en un día en Santander

Qué ver en un día en Santander

Qué ver en un día en Santander

En la Península de la Magdalena hay varias cosas interesantes para ver. Primeramente un pequeño zoo en el que hay pingüinos, focas y leones marinos; a continuación están las tres carabelas que el marinero Vital Alsar Ramírez donó a la ciudad tras realizar un viaje hasta América imitando a Cristobal Colón, junto a una balsa y la estatua de una sirena; y por último el gran Palacio de la Magdalena, que se alza imponente casi al borde del mar.

Península de la Magdalena en Santander

Península de la Magdalena en Santander

Península de la Magdalena en Santander

Península de la Magdalena en Santander

Península de la Magdalena en Santander

Palacio de la Magdalena en Santander

Palacio de la Magdalena en Santander

Palacio de la Magdalena en Santander

Al llegar al final del todo de la península, pasando el palacio, hay unas vistas preciosas de los acantilados de Ribamontán al Mar, el Sardinero y y la isla de Mouro con su faro. Sentarse un rato allí arriba a disfrutar de las vistas es casi obligatorio.

Península de la Magdalena en Santander

Península de la Magdalena en Santander

Península de la Magdalena en Santander

Península de la Magdalena en Santander

Para volver optamos por coger un bus que nos llevara directos al centro. La mayoría de los que paran frente a la entrada de la península llevan al Paseo de Pereda así que como no queríamos seguir paseando en dirección a el Sardinero y empezábamos a tener hambre decidimos ahorrarnos la caminata.

Qué ver en un día en Santander

Qué ver en un día en Santander

Qué ver en un día en Santander

Cuando se acercaba la hora de la comida nos metimos casi de casualidad en el Mercado del Este, donde hay varios bares y restaurantes donde tomar algo o comer. Nos pareció que La Casa del Indiano tenía muy buena pinta por lo que decidimos probar allí, y fue todo un acierto pues comimos unos pinchos de jamón con queso de cabra y nueces, un loncheado de buey con mostaza violeta y patatas, y presa ibérica con compota de aguacate, manzana y chips de patata y yuca. Todo esto, que estaba riquísimo, y unas cañas por unos 24€.

La Casa del Indiano Santander

La Casa del Indiano Santander

La Casa del Indiano Santander

La Casa del Indiano Santander

Tras la rica comida dimos un último paseo rápido por el centro de Santander. Vimos la Plaza Porticada, el Ayuntamiento y el edificio del Banco Santander. Para finalizar, entramos a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, de la que sólo destacaría el Claustro.

Y poco más, tras tomar un helado nos dirigimos de nuevo al embarcadero para regresar al coche, quedándonos con un buen sabor de boca de este paseo por Santander.

Qué hacer en un día en Santander

Qué hacer en un día en Santander

Qué hacer en un día en Santander

Qué hacer en un día en Santander

Qué hacer en un día en Santander

Qué hacer en un día en Santander

Qué hacer en un día en Santander

Sigue todas las escapadas en Twitter, Facebook , Instagram o Google Plus. No te lo pierdas!