Que ver en Florencia

Florencia es una ciudad a la que siempre había querido ir y que, por algún motivo, siempre lo había dejado para más adelante. Pero por fin, hace un par de semanas, llegó el momento de conocerla aprovechando cuatro días libres en la que sería mi primera vez en Italia.

Siempre he escuchado hablar del Síndrome de Stendhal, muy relacionado con esta ciudad ya que, por lo que dicen, la gente se siente mareada ante tanta belleza, tanta obra de arte y tanta grandiosidad. Cuando llegué a la ciudad estaba deseando salir a comprobar si esto era cierto y, aunque no sentí tal cual los síntomas que describen al síndrome, si es cierto que cuando te plantas en la Plaza del Duomo y ves la enorme catedral con su gran torre campanario y su famosa cúpula te quedas impresionado, boquiabierto y sin palabras.

Qué ver y hacer en Florencia

Duomo de Florencia

Duomo de Florencia

De compras en el Mercato Centrale

Para mi una de las primeras cosas a hacer en una ciudad es visitar sus mercados. El mercado más importante de Florencia es el Mercato Centrale, que tal y como nos lo contó la gente local se trata realmente de tres mercados en uno.

Por una parte está el mercado tradicional, en el que se venden productos frescos de todo tipo y en el que se pueden comprar ingredientes para desayunar o prepararnos una comida típica si alguien opta por alojarse en un apartamento como hicimos nosotros. Una visita a este mercado por las mañanas de lunes a sábado es imprescindible si viajas a Florencia.

Mercato Zentrale de Florencia

Mercato Centrale Florencia

Mercado Central de Florencia

Luego está la planta superior del Mercado, donde hay puestos de todo tipo de comida y bebida, y mesas para comer con tranquilidad. Según nos dijeron es un buen lugar para comer una buena pizza y disfrutar del ambiente en el que se mezclan turistas y locales.

Mercado Central de Florencia

Y por último tenemos el mercado exterior, donde cientos de puestos pueblan las calles que rodean el mercado todos los días desde la mañana hasta la noche. Allí podrás comprar todo tipo de souvenirs, pero también prendas de piel de excelente calidad. Eso sí, cuidado con los comerciantes que son expertos liantes, seguramente acabaréis dentro de una tienda probándoos varias prendas aunque no queráis, y regateando el precio. ¡Según nos dijeron hay que ser muy duro con el regateo!

Mercado Central de Florencia

Otros mercados que nos recomendaron visitar son los de la Plaza San Lorenzo y el Mercato Nuovo.

También puedes leer: De compras en el Mercado Central de Florencia

La imponente Piazza del Duomo

La Piazza del Duomo es una de las plazas más importantes de Florencia. En ella están la Catedral de Santa María del Fiore y una serie de edificios que forman parte del conjunto del Duomo. A todas horas encontrarás cientos de personas fotografiando sin parar todos sus edificios.

Duomo de Florencia

Duomo de Florencia

Verlos por fuera es impresionante, pero en mi opinión merece la pena pagar para entrar a verlos por dentro, y sobre todo subir a sus increíbles miradores. El precio para visitar todo el conjunto es de 10€ y el ticket tiene una validez de 24 horas, por lo que puedes hacer una parte un día y el resto al siguiente. Hay que calcular muy bien los horarios ya que no siempre está todo abierto y a determinadas horas hay mucha cola.

Duomo de Florencia

Qué ver en Florencia

Nosotros visitamos la Catedral el sábado justo después de comer ya que hay menos cola, y a continuación subimos al Campanile di Giotto también sin hacer apenas cola. El domingo al mediodía subimos a la Cúpula a las 13:00 que es cuando abre ese día. La Catedral cierra los domingos por la mañana hasta primera hora de la tarde y tanto la cúpula como el campanario abren ese día a las 13:00h, y más temprano el resto de la semana, algo a tener muy en cuenta en la elección de horarios, especialmente para cuadrarlos dentro de las 24 horas disponibles. También hay que pensar que las dos escalinatas suman casi 900 peldaños, y si hace calor puede ser muy duro subir a los dos miradores el mismo día.

Duomo de Florencia

Cúpula de Brunelleschi en Florencia

Todo el conjunto de edificios merece la pena visitarlo con calma. Al entrar a la Catedral me sentí algo decepcionado, pues es muy sobria y gris, pero al ver los frescos del interior de la cúpula te quedas con la boca abierta. Bajar a las ruinas de Santa Reparata te lleva en un viaje por el tiempo un milenio atrás para descubrir lo importante que fue la ciudad en la antigüedad. Subir a lo alto del Campanile di Giotto te permitirá ver toda Florencia dominada por la Cúpula diseñada por Brunelleschi, y al subir a la cúpula te darás cuenta de la grandiosidad de la misma.

Duomo de Florencia

Duomo de Florencia

Duomo de Florencia

Además está el Battistero di San Giovanni, con su Porta del Paradiso. Al entrar y mirar hacia arriba te encontrarás con algo que, aunque lo hayas visto en fotos, no te imaginas.

Duomo de Florencia

Battistero di San Giovanni

Duomo de Florencia

Duomo de Florencia

Duomo de Florencia

Mi consejo para fotografiar el exterior de la Catedral es hacerlo a partir del mediodía, pues por la mañana el sol estará de espaldas a la fachada. El campanario es mejor subirlo por la tarde pues tienes la mejor luz para fotografiar la cúpula y toda la ciudad, y a la cúpula es mejor subir a partir de media mañana cuando esté el sol arriba.

Duomo de Florencia

Qué ver en Florencia

Duomo de Florencia 20

Cruzar el mítico Ponte Vecchio

El Ponte Vecchio es todo un clásico de Florencia. Cruza el Río Arno y al atravesarlo te transporta a otra época donde los comerciantes vendían sus mercancías en mesas sobre el puente para, según se dice, no pagar impuestos. Con el tiempo y diversas prohibiciones se cambiaron los puestos tradicionales por tiendas de joyas, que continúan con su actividad en la actualidad.
Este puente fue el único de la ciudad que no fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial.

Ponte Vecchio
EL Ponte Vecchio fotografiado desde el Ponte Santa Trinita

Una curiosidad del Ponte Vecchio es que sobre el hay una galería llamada Corredor Vasariano, que conecta directamente el Palazzo Vecchio con el Palazzo Pitti. Es posible visitarlo haciendo una reserva previa y comprando además al mismo tiempo la entrada a la Galería Uffizi.

Ponte Vecchio

Ponte Vecchio

Admirar las estatuas de la Piazza della Signoria y el museo al aire libre de Florencia

Llegar a esta plaza, dominada por el Palazzo Vecchio y su Torre de Arnolfo que mide 94 metros de altura, es casi como entrar a un museo callejero de gran belleza. Lo primero que llama la atención, además del Palazzo, es el David de Miguel Angel, con sus cientos de turistas agolpándose para hacerle fotos. Pero hay mucho más, pues en el centro de la plaza está la Fuente de Neptuno y la Estatua ecuestre de Cosme I. Hay que decir que la mayoría de las obras de arte expuestas en esta plaza son réplicas de las originales que podremos ver si visitamos los museos de la ciudad.

Calles de Florencia

Piazza della Signoria

Calles de Florencia

A la derecha del Palazzo Vecchio tenemos la Loggia della Signoria, cuyo interior alberga un buen número de estatuas y desde donde se tienen muy buenas vistas de toda la plaza.

Loggia della Signoria

Calles de Florencia

Visitar otros edificios religiosos de Florencia

Seguro que tras ver el impresionante conjunto del Duomo de Florencia querremos ver otro tipo de monumentos o museos, pero en la ciudad hay muchas más iglesias que merece la pena conocer, como es el caso de la Basílica de la Santa Croce, donde están las tumbas de Dante y Miguel Angel, la Basílica de San Lorenzo de Florencia, la Capilla Brancacci, la Basílica del Santo Spirito, Santa Maria Novella o la Iglesia de San Miniato al Monte. Seguro que más de una de las que he nombrado te sorprenderán.

Basílica de San Lorenzo en Florencia

Santa Croce

Shopping en la Plaza de la República y alrededores

La Plaza de la República es el centro comercial de Florencia. En el centro de la Plaza está la Columna de la Abundancia y un carrusel o tiovivo. Allí confluyen dos de las calles comerciales más importantes de la ciudad, como son la Via Calimala y la Via degli Strozzi. Podemos encontrar tiendas de grandes cadenas internacionales, pero también de las más prestigiosas firmas. Y justo al lado está el Mercato Nuovo, donde durante el día se concentran montones de puestos de ropa y por la noche suelen hacer pequeños conciertos. Si lo tuyo son las compras, esta es tu zona.

Plaza de la República Florencia

Mercato Nuovo

Mercato Nuovo

Oltrarno, vida al otro lado del Río Arno

Cuando cruzas el Ponte Vecchio, al otro lado del Río Arno, hay dos zonas que puedes explorar: Una te llevará por varias calles empinadas hasta un mirador y otro bordeando jardines hasta las antiguas murallas de la ciudad.

Oltrarno

Disfrutar de la mejor puesta de sol de Florencia en el Mirador Piazzale Michelangelo

Tras bordear el Río Arno hay varias indicaciones que nos guiarán hasta la Piazzale Michelangelo. Se trata de un gran mirador donde locales y turistas acuden cada tarde para contemplar una de las puestas de sol más bonitas que puedas imaginar.

Un poco más arriba tenemos la Basílica de San Miniato al Monte, desde donde también hay muy buenas vistas, aunque un poco más tétricas ya que en su exterior está el Cemiterio delle Porte Sante.

Piazzale Michelangelo

Piazzale Michelangelo

Mi consejo es subir con tiempo para poder verlo todo, además la escalinata de subida es dura sobre todo si hace calor y ya hemos ascendido a alguno de los edificios de la Catedral. Luego merece la pena ir viendo como el sol cae y la ciudad entera va cambiando de color. Si tenéis suerte con las nubes podréis fotografiar uno de los atardeceres más bonitos sobre una ciudad en toda Europa, y si podéis esperar a que comience a oscurecer y la ciudad se ilumine con sus farolas mucho mejor aún. Otra buena idea es llevar una botella de vino y algo de picar para improvisar un picnic muy romántico, ¡mucha gente lo hace!

Piazzale Michelangelo

Piazzale Michelangelo

Conocer el Palacio Pitti y pasear por los Jardines de Bóboli

Por otro lado, si en lugar de bordear el río seguimos por las calles que enfrentan al Ponte Vecchio llegamos al Palacio Pitti, y a los Jardines de Bóboli. En el Palacio se encuentran la Galleria del Costume, el Museo degli Argenti, el Museo delle Porcellane, la Galleria Palatina y la Galleria d’arte moderna. El precio de la entrada a la Galleria Palatina es de 8,50€ e incluye la entrada a la Galleria d’Arte Moderna. La entrada para los otros tres museos cuesta 7€.

Oltrarno

Además la entrada para los Jardines de Bóboli cuesta nada más y nada menos que 10€. Y sí, es bonito, pero es caro. Lo curioso es que apenas hay jardines en la ciudad, y mucho menos en el centro, por lo que puede merecer la pena pagar la entrada por visitar el mejor y casi único jardín de Florencia, siempre que tengamos tiempo para ver todo lo demás.

Oltrarno

Todo este barrio, al igual que la subida al mirador, se ha convertido en una zona más alternativa donde encontaremos restaurantes muy auténticos, terrazas donde tomar un vino, una cerveza, o un Aperol Spritz típico de la región, pequeños puestos de artesanía o talleres de artistas y obras de arte urbano por las calles. También hay otros palacios y museos que merece la pena conocer.

Oltrarno

Recorrer los famosos Museos de Florencia

Florencia es la ciudad de los museos. No te puedes ir de la ciudad sin visitar la Galería Uffizi, la Galería de la Academia, el Palacio Bargello, el Palazzo Vecchio, el Museo Galileo, y unos cuantos más. Eso sí, prepárate para dejarte un buen pellizco de tu presupuesto de viaje en ver arte y hacer colas larguísimas para entrar, por lo que yo intentaría seleccionar uno de ellos, el que más cuadre con nuestros gustos, y sacrificaría los demás. Esto ya depende mucho de cada persona. Los precios de los más famosos oscilan entre los 6,50€ y los 8€.

Un consejo: madrugar y estar en la puerta de la Galería Uffizi, la Academia o el Palacio Bargello a las 8:15h, o del Museo Galileo o el Palazzo Vecchio a las 9:30h. Es la hora en la que abren y cuando menos cola hay. Nosotros por diversas circunstancias no fuimos a ninguno, pero en futuras visitas iremos sin falta.

Dónde Comer en Florencia

Hay varias zonas donde se come muy bien en pequeños restaurantes o terrazas, y no es caro en general, nosotros comimos en varios sitios de todo tipo y no pagamos más de 15€ por persona. Cuanto más te aproximes a la Catedral o la Basílica de San Lorenzo más caro te resultará, sin embargo a pocas calles de allí, por la zona de la Santa Croze o en las calles cercanas al Mercato Centrale como la Via Faenza que es peatonal, podrás degustar ricas pizzas o platos de auténtica pasta italiana por 7 u 8 euros. Con una bebida y postre para compartir no saldrá por más de 25€ para dos. En zonas turísticas puede subir un poco más y, aunque tampoco nos pareció disparatado en general, conviene echar un vistazo a la carta antes de sentarse en una mesa pues pueden darnos una sorpresa en la cuenta.

Calles de Florencia

Pasta en Florencia 4

Pasta en Florencia 3

Ensalada en Florencia

Pasta en Florencia 2

Pizza en Florencia

Escapadas a ciudades cercanas desde Florencia

Si estás pasando unos días en Florencia y tienes tiempo te recomiendo que hagas una escapada a alguna de las ciudades o pueblos cercanos, como pueden ser Siena, Fiesole o San Gimignano.

Florencia es la capital de la Toscana, y desde allí puedes hacer excursiones a varios pueblos o ciudades cercanas utilizando autobuses o trenes. Por ejemplo puedes ir a Lucca, Siena o San Gimignano, que están a aproximadamente una hora de distancia, o a Fiesole, que es un pequeño pueblo mucho más cerca al que se puede ir en autobús desde el centro de Florencia en tan sólo unos 15 minutos.

También puedes leer: Qué ver en un día en Pisa además de la Torre Inclinada

Conocer Florencia como un local alojándote en un apartamento

Una de las mejores formas de conocer una ciudad es alojándose en un apartamento. Muchos dirán que la comodidad de ir a un hotel y que te lo den todo hecho es lo mejor, pero desde un alojamiento en Florencia situado en el mismo centro lo tendrás todo a mano, pudiendo ir a comprar a un mercado, investigar recetas locales para cocinar un buen plato de pasta como no comerás en otro lugar, y convirtiéndote como hicimos nosotros en un habitante más de la ciudad durante tu estancia. Pero si lo tuyo no es la cocina también puedes comprar comida para llevar en los muchos puestos que encontrarás por las calles del centro y comértela tranquilamente en casa, acompañada de una cerveza o un vino de la región.

Apartamento Only Apartments en Florencia

Nosotros nos alojamos en un apartamento de Only-Apartments, cuya filosofía coincide con la nuestra: OnlyBeFrom. Y es que no hay nada como conocer una ciudad viviendo unos días en ella como un local. Pasear con calma, visitar sus monumentos más conocidos pero también sentarte en una terraza a disfrutar del ambiente y de una bebida típica, buscar los lugares auténticos donde ver una puesta de sol o el amanecer, comer en bares o restaurantes fuera de la zona turística para vivir una experiencia gastronómica más genuina, o dedicar un rato a crear un plato florentino como si fueras un habitante más de la ciudad. Only-apartments cuenta con más de 30.000 apartamentos en 2.000 destinos diferentes, por lo que es fácil encontrar el que vaya con tu forma de viajar.

Además, tienes la comodidad de poder sentarte en tu sofá a leer un libro, mirar el correo electrónico, trabajar un rato si eres de los que, como yo, van con el portátil encima a todos lados, hacerte un café cuando te apetezca, desayunar lo que te gusta y no hincharte como en el buffet de un hotel, y muchas otras ventajas. Yo ya hace mucho que cambié el chip y, aunque muchas veces voy a hoteles, muchas otras, sobre todo en ciudad, prefiero un apartamento.