Uno de mis principales objetivos durante el viaje que realicé durante dos semanas por la Carretera Austral era conocer algunos de los glaciares más importantes de la Patagonia.

Algunos, como el Glaciar O´Higgins, me resultó imposible por culpa del mal viento que obligó a cancelar la navegación. Con el Glaciar Exploradores tuve mejor suerte y pude realizar una espectacular caminata sobre el hielo. En el Glaciar San Rafael tuve muchas nubes y algo de viento, pero pude verlo bastante bien. Y por último, ya casi de regreso, tuve la suerte de poder acercarme al Ventisquero Colgante Queulat. uno de los lugares más fascinantes que pude conocer en la Carretera Austral.

La mayoría de los glaciares patagónicos son bastante inaccesibles. Para llegar hasta ellos es necesario contratar un servicio de navegación que durante horas te lleve hasta la pared de hielo. Además, aunque son excursiones muy bonitas y recomendables, son bastante caras. No es fácil ir a Patagonia y visitar todos los glaciares.

Además, cuando has visto la pared de un glaciar como el Perito Moreno o el San Rafael días atrás, o has caminado sobre alguno, puede parecer que estás viendo más de lo mismo solo que en otro lugar. Hielo y más hielo, eso pensé yo más de una vez durante mi viaje.

Por suerte hay glaciares muy diferentes. Uno de ellos es el Ventisquero Colgante Queulat.

Ventisquero Colgante Queulat
Nada más llegar, te asomas y quedas con la boca abierta con este espectáculo natural

Aquí puedes leer más sobre mi ruta de dos semanas en 4×4 por la Carretera Austral.

Ventisquero Colgante Queulat
Al fondo se intuye el bloque de hielo que cuelga sobre la montaña

El Ventisquero Colgante Queulat es tan solo la punta visible de una gran masa de hielo que se descuelga del Campo de Hielo Patagónico Norte. Queulat, en el idioma de los aborígenes Chonos significa “Sonido de cascadas”.

Una de las ventajas que tiene este glaciar o ventisquero es que se puede visitar de forma muy sencilla si te mueves en vehículo de alquiler por la Carretera Austral.

El Ventisquero está muy cerca de la Carretera, a medio camino entre Chaiten y Coyhaique, y bastante cerca de Puyuhuapi. Una vez dentro del Parque Nacional Queulat hay que tomar un desvío que lleva hasta una barrera donde hay que pagar la entrada, que cuesta 5000 pesos chilenos para adultos extranjeros.

Ventisquero Colgante Queulat
El Ventisquero Colgante Queulat es un lugar muy fotogénico

Las rutas de senderismo para ver el Ventisquero Colgante Queulat

Un poco después, el camino llega hasta un pequeño aparcamiento. Desde allí parten todas las rutas para llegar hasta los distintos miradores del ventisquero.

La ruta más sencilla de todas te permitirá ver el Ventisquero Colgante casi sin caminar, aunque a mucha distancia.

Ventisquero Colgante Queulat
Plano de rutas para llegar a todos los miradores del Ventisquero Colgante Queulat
Ventisquero Colgante Queulat
El Ventisquero desde el primero de los miradores
Ventisquero Colgante Queulat
Otra imagen del Glaciar desde el primer mirador

Si quieres contemplarlo mejor, tendrás que caminar un poco, pero tampoco en exceso. Tras cruzar el puente que ves en las fotos, inicias las dos rutas más interesantes.

Una va a la Laguna Témpanos, y la segunda al mirador panorámico.

Caminando por la ruta más corta de las dos, en unos 15 o 20 minutos como mucho llegas hasta la Laguna Témpanos. Desde esta laguna se tienen las mejores vistas del glaciar de forma sencilla.

Ventisquero Colgante Queulat
Indicaciones para tomar algunas de las rutas
Ventisquero Colgante Queulat
El gran puente de madera que lleva a la Laguna Témpanos y los demás miradores

Pero si tienes tiempo lo mejor es llegar hasta el mirador del ventisquero. Esta ruta puede llevar un par de horas recorrerla, pero te sitúa ante una visión espectacular del glaciar y su enorme caída de agua.

Si tienes la suerte de presenciar como algún trozo de hielo se desprende del glaciar serás un privilegiado. El estruendo de un gran trozo de hielo cayendo desde las alturas y golpeando contra las piedras de abajo es realmente impactante.

Ventisquero Colgante Queulat
La Laguna Témpanos y el glaciar al fondo, casi cubierto por las nubes
Ventisquero Colgante Queulat
El Glaciar un poco más cerca, desde la Laguna Témpanos

Ruta a la Laguna Témpanos, la más sencilla para ver el Ventisquero Colgante Queulat

La zona dónde se encuentra el Ventisquero, en medio del Parque Nacional Queulat, es muy húmeda. Las precipitaciones son muy frecuentes y es fácil que la visibilidad sea escasa en muchas ocasiones.

Aún así, y a pesar de que la lluvia enturbió un poco las fotos que hice al glaciar, en ellas se intuye perfectamente que las vistas desde la Laguna Témpanos son espectaculares. Una maravilla de la naturaleza que podemos contemplar ante nosotros. Y tan sólo caminando unos pocos minutos.

Ventisquero Colgante Queulat
Vistas desde el medio del puente
Ventisquero Colgante Queulat
Otra perspectiva del puente, desde el otro lado

La ruta para llegar hasta la Laguna Témpanos atraviesa primeramente un puente sobre el río que desagua la laguna, para luego adentrarse en un frondoso bosque. Después de unos minutos caminando llegaremos a nuestro destino y podremos ver mucho mejor el Ventisquero Colgante, pero también el entorno natural salvaje que rodea la laguna. Son paisajes que dejan sin palabras.

Ventisquero Colgante Queulat
El camino que lleva hasta la Laguna es muy frondoso
Ventisquero Colgante Queulat
Detalles de la vegetación que rodea el camino

Ruta para tener las mejores vistas del Ventisquero Colgante Queulat desde el mirador panorámico

La ruta que lleva al mirador panorámico es un poco más dura. Dependiendo de tu estado físico te llevará unas 3 o 4 horas entre ida y vuelta. Además la subida puede resultar complicada en algunos tramos debido a que tiene algunas zonas con fuerte desnivel.

Pero si decides recorrerla, atravesarás algunas zonas increíblemente bonitas y frondosas. Durante cerca de dos horas atravesarás una selva llena de nalcas gigantes, helechos y otras muchas especies vegetales, en un ambiente tremendamente húmedo.

Y por último, llegarás hasta el mirador panorámico del Ventisquero Colgante Queulat. Y te quedarás con la boca abierta ante un paisaje que parece de otro mundo.

Los saltos de agua se precipitan desde la parte baja del glaciar hasta el fondo, y todo rodeado de un paisaje completamente verde que te dejará sin palabras.

Lamentablemente, a mi me pasó como a la mayoría de gente que llega hasta allí. Y es que te lo tomas como un sitio de paso al que dedicar un rato y no podemos permitirnos pasar de la Laguna Témpanos, lo cual es un error ya que este glaciar es realmente especial. Pero las distancias en la Ruta 7 son muy largas y yo no me planteé hacer una parada entre Chaitén y Coyhaique.

Además de esto, hay que tener en cuenta que la Carretera Austral está casi permanentemente en obras. Esto me hizo llegar bastante más tarde de lo previsto hasta la entrada del Ventisquero, y luego aún me quedaban horas hasta llegar al destino final. Llegué a Chaitén casi a las 12 de la noche.

Ventisquero Colgante Queulat
Primer plano del Ventisquero Colgante Queulat
Ventisquero Colgante Queulat
La espectacular caida de agua del Ventisquero Colgante

Dónde está y cómo llegar al ventisquero Colgante Queulat

El Ventisquero Colgante Queulat está dentro del Parque Nacional Queulat. Si circulas por la Carretera Austral dirección sur, está situado a unos 200 kilómetros de Chaitén. Si lo haces en dirección norte, a unos 200 kilómetros de Coyhaique, aproximadamente a medio camino entre ambas ciudades. Esto hace que sea complicado dedicar mucho tiempo a visitarlo, pues recorrer 400 kilómetros en esta carretera lleva muchas horas.

Tal vez una buena opción para conocer el Ventisquero Colgante, y otros atractivos del Parque Nacional Queulat como el Bosque Encantado o las diversas lagunas que tiene, es hacer noche en Puyuhuapi, un bonito pueblo casi a la entrada del parque.

O alojarte en Puyuhiapi Lodge & Spa, uno de los mejores alojamientos de la Carretera Austral.

Ventisquero Colgante Queulat
Otra imagen del Ventisquero y la caida de agua