Gante

Si has llegado hasta aquí, es seguramente porque te gustó la primera parte de nuestra estancia en Gante, una preciosa ciudad belga que, como ya contamos, parece permanecer anclada en la época medieval y cuando recorres sus calles y ves sus edificios, sus torres y sus canales parece que vayas caminando por una ciudad de cuento.

El segundo día, viernes, amaneció con algunos copos de nieve que no llegaron a cuajar y bastante más frío que los dos días anteriores. Por supuesto, también más niebla. El tiempo durante nuestra estancia en Gante no fue precisamente bueno, pero eso no nos impidió pegarnos el madrugón para coger fuerzas desayunando y salir a patear de nuevo la ciudad.

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Fuimos en autobús a la Catedral de San Bavón. Su torre es una de las tres que se ven desde el puente de San Miguel e impresiona aun mucho más desde abajo. Pero lo mejor, como siempre, está en su interior que es también de los que cuando entras te dejan boquiabierto, especialmente sus enormes vidrieras que le dan una gran luminosidad a pesar de lo oscuro del día.

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Uno de los tesoros de la ciudad está escondido dentro de la Catedral. Se trata de un impresionante retablo pintado al óleo por los hermanos Hubert y Jan van Eyck hace más de 500 años titulado La adoración del cordero místico. Aunque visitar la catedral es gratis, pasar a la sala donde está el cuadro cuesta 4 euros sin la CityCard Gent, y escuchar toda la historia de cada escena con el audioguía te puede llevar más de media hora, pero si te gusta mínimamente el arte realmente merece la pena. Sólo se pueden hacer fotos de una réplica que hay fuera.

Gante - Bélgica

La siguiente parada fue el Belfort, la gran torre de 95 metros de altura cuyo reloj y campanas dan un poco más de vida a la ciudad. A pesar de haber un ascensor que cómodamente te lleva a lo alto, donde hay un mirador en el que puedes observar absolutamente toda la ciudad, decidimos subir a pie sus más de 300 escalones. En las plantas intermedias hay salas donde, además de descansar un poco, podemos ver algunos detalles curiosos de la historia de esta torre y de sus históricas campanas, como un dragón que había originalmente en lo alto y que en determinadas fechas escupía fuego! Las vistas de Gante desde lo alto son increíbles, pero el intenso frío nos invitaba a coger el ascensor rápido para bajar cuanto antes. Subir cuesta 5 euros sin la CityCard Gent.

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

En la Korenmarkt, la plaza Mayor de Gante, encontramos la tercera de las torres, que corresponde al edificio de Correos, hoy reconvertido en Centro Comercial aunque con la mayoría de locales cerrados por el alto precio de alquiler, según nos contaron. Esta torre se da un aire al Big Ben de Londres, aunque menos recargado. También hay otros edificios importantes y tiendas, muchas tiendas.

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Si visitas Gante un viernes, has de marcar obligatoriamente en tu ruta la plaza Vrijdagmarkt, o Plaza del Mercado del Viernes, donde se monta un mercado de productos típicos, comida y ropa, y en una plaza contigua donde hay un mercado de objetos de segunda mano. ¡Ojo! procura no ir muy tarde, a las 13:00 cuando llegamos nosotros estaba ya casi todo desmontado. Aunque aun llegamos a tiempo para comernos unas ricas hamburguesas con queso en uno de los puestos: Dos hamburguesas, cerveza y refresco por 9 euros es realmente muy barato. También hay perritos calientes, el único problema es que te lo has de comer en la calle, a cambio ahorras algunos euros y sobretodo tiempo para continuar la ruta.

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Pasamos, cómo no, por la Warregaren Straat, un callejón plagado de graffitis en constante renovación. Sin duda lo que veas en estas fotos no será lo mismo que veas en unos días si visitas la ciudad de nuevo. Quien me conoce, sabe que no podía perderme este espectáculo de arte urbano.

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Para continuar empapándonos de la historia de Gante hicimos un paseo en barco por los canales, que también se puede disfrutar gratis con la CityCard Gent, donde pudimos ver la ciudad desde uno de sus principales elementos: el agua. El guía del barco también nos contó unas cuantas curiosidades muy interesantes de la ciudad y sus canales mientras pasamos por los muelles del trigo y del Trigo y de las Hierbas, bajo el puente de San Miguel o junto al Castillo de Gravensteen. Muy divertido el paseo.

Luego nos dirigimos a La Casa de Alijn, curioso museo que recoge gran parte del folklore y tradiciones de la ciudad y en el que tendrás por un rato la sensación de volver atrás en el tiempo. El precio sin la CityCard Gent es de 5 euros. De camino descubrimos que en Gante también hay un Manneken Pis, aunque este sin chorrito. Y por último pasamos por el Mercado de la Carne, en la plaza GroentenMarkt, hoy convertido en lugar donde poder comprar y degustar productos típicos y donde compramos un poco de la mostaza que tanto nos gustó en la cena de la noche anterior.

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Antes de abandonar Gante nos tomamos la última cerveza en otro sitio curioso. En la misma plaza GroentenMarkt encontramos un pequeño y misterioso callejón que, tras recorrerlo, te conduce al Hot Club de Gand una cervecería que nos encantó visitar. Aquí vimos algo del famoso ambiente universitario de Gante, aunque no mucho, seguramente los jóvenes estarían de vacaciones aun. Si ves este pequeño callejón, no te asustes y entra, seguro que merecerá la pena, además actúan músicos en directo, suponemos que por la noche, pero el aforo es muy limitado.

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Nuevamente cambiamos planes para dar más horas a Gante, quitando horas a la última parada: Bruselas. A pesar de esto, nos quedamos con las ganas de visitar el SMAK, un museo de arte contemporáneo, y tal vez algún otro museo de los muchos que hay en esta ciudad, o quizás alguna cervecería más.

Resumiendo: Gante no te la acabas en un día! Esperamos volver pronto.

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Gante - Bélgica

Sigue todas nuestras escapadas en Twitter, Facebook , Instagram o Google Plus. No te lo pierdas!

#POSTAMIGO
Más información interesante sobre Gante en publicaciones de blogs amigos de FotoEscapada que no te puedes perder:
Viaja en mi Mochila: Gante, la ciudad medieval mejor iluminada del mundo
Las Nuevas Andanzas de Robinjú: Un día en blanco y negro en Gante