Qué ver en Coimbra

Tenía muchas ganas de regresar a Oporto, ciudad que he dicho una y mil veces que me encanta y a la que no me importaría volver en cualquier momento, y ya que íbamos de viaje a Portugal en coche para pasar la Semana Santa y teníamos la oportunidad de conocer otros lugares cercanos nos planteamos la opción de ir a Aveiro, la llamada “Venecia portuguesa”, y algún otro sitio más. Sin referencia alguna sobre la ciudad decidimos, sin saber muy bien el motivo, pasarnos por Coimbra, ya que en algunas fotos que vi en internet me pareció que era el tipo de ciudad que me gusta, aunque tampoco esperaba maravillas.

El resultado fue que pasamos un día en Aveiro y otro en Coimbra, y si hubiera sabido lo que realmente me iba a encontrar en ambos sitios sin duda habría dedicado mucho más tiempo a Coimbra pues para mi gusto tiene muchas más cosas interesantes que la ciudad de los canales.

Calles de Coimbra

Calles de Coimbra

Coimbra, la perla del Norte de Portugal

A Coimbra llegamos ya de noche. El hotel, según google maps, estaba en una zona muy céntrica, pero algo siniestra, y cuando aparcamos y salimos del coche nos encontramos con que allí ni había hotel, ni había nadie transitando por esos misteriosos callejones, aunque estábamos en pleno centro de la ciudad por lo que no deberíamos tener problema alguno. Y así fue, logramos encontrar el hotel en la calle de atrás y no pasó absolutamente nada, de hecho estuvimos paseando por la zona más tarde y al día siguiente y no nos sentimos intimidados por ello. A veces las impresiones engañan.

Calles de Coimbra

Calles de Coimbra

Calles de Coimbra

Nos recomendaron que buscásemos algún restaurante para cenar por la Rua da Sota y las calles que dan a esta, donde hay bastantes restaurantes de todo tipo y todos los precios.

Tras analizar la carta de unos cuantos decidimos entrar al sitio que peor pinta tenía de toda la calle, pero fue un acierto ya que encontramos unas hamburguesas que, de estar en Madrid, me habría atrevido a decir que estarían cerca de ser La mejor hamburguesa de Madrid. Pan rico, carne de calidad y al punto correcto, buenas y abundantes patatas, y a precio de McDonalds. ¿Qué más se puede pedir? Claro que cuando uno viaja intenta probar la gastronomía local y no creo que en Portugal tengan como plato típico la burger con bacon, pero ese día no queríamos complicarnos la vida.

Hamburguesas en Coimbra

Tras dejar bien contento el estómago dimos un paseo por el centro para ponernos en situación sobre lo que íbamos a ver el día siguiente. Las catedrales, callejones, escaleras, muchas cuestas, y todo esto con bastante cansancio acumulado de las duras caminatas en Oporto. Nos esperaba un día muy duro.

Calles de Coimbra

Calles de Coimbra

Calles de Coimbra

La mañana llegó, como suele ser habitual, en un cerrar y abrir de ojos. Tras un desayuno muy portugués nos pusimos a caminar por esas estrechas callejuelas del centro de Coimbra.

Callejeando llegamos primeramente hasta la Plaza del Comercio, donde hay varias terrazas, para después seguir subiendo hasta la Rua Visconde da Luz, una calle peatonal donde están las principales tiendas de Coimbra y que desemboca en la Plaza 8 de Mayo en la que están la Iglesia de la Santa Cruz y el curioso Café Santa Cruz.

Calles de Coimbra

Calles de Coimbra 18

Iglesias de Coimbra

Iglesias de Coimbra

Desde la plaza fuimos caminando por calles estrechas y empinadas sin un rumbo fijo, aunque sin alejarnos de la zona centro. Calles empedradas con poca vida, muy portuguesas, antiguos comercios ya cerrados, edificios abandonados, puertas y ventanas rotas. Coimbra me resultó muy similar a Oporto, pero con fachadas algo más blancas, con menos azulejos. Así seguimos hasta llegar a la Catedral Vieja.

Calles de Coimbra

Calles de Coimbra

Calles de Coimbra

Calles de Coimbra

Las dos catedrales de Coimbra

La Catedral Vieja o Sé Velha se construyó en el siglo XII y es de estilo románico, con una fachada bastante cuadriculada y coronada por almenas, con un cierto aire islámico. La entrada cuesta 2€ aunque si vas en Semana Santa como nosotros no podrás entrar.

Calles de Coimbra

Catedral de Coimbra

Más arriba queda la Catedral Nueva, de estilo Manierista, que fue construida en el siglo XVI y a cuyo interior no puedes acceder si no pagas 1€ a la señora que hay a la entrada, cosa que no hicimos ya que el interior era tan oscuro que apenas se veía nada y la mujer nos dijo que eso era todo lo que ibamos a ver.

Catedral vieja de Coimbra

Catedral vieja de Coimbra

La Coimbra universitaria

Coimbra es una ciudad universitaria. El conjunto de edificios históricos de su universidad, una de las más antiguas de Europa y uno de los lugares más impresionantes que visitamos, están situados en la parte más alta de la ciudad. Desde casi cualquier punto puedes ver los grandes edificios que la componen y los visitantes paseando por los balcones desde los que intuíamos se tendrían unas vistas impresionantes.

Irremediablemente la ruta por el casco antiguo de Coimbra nos llevaba hasta ese mirador, sin saber qué más nos íbamos a encontrar en aquella universidad.

Universidad de Coimbra

Universidad de Coimbra

La entrada para ver todos los edificios de la universidad cuesta 9€ y se compra en una biblioteca situada en un edifico fuera del recinto histórico. Con ella te dan el horario para entrar a la biblioteca, por lo que no es necesario hacer mucha cola y mientras tanto puedes ver los demás edificios.

Pensar en pagar ese importe por ver una biblioteca, una capilla y un palacio universitario parece caro, y posiblemente lo sea, pero la Biblioteca Joanina es una maravilla que no te puedes perder.

Universidad de Coimbra

Universidad de Coimbra

Universidad de Coimbra

La Biblioteca Joanina es espectacular. Desde que entras hasta que ya no te queda más remedio que salir, pues se visita por turnos, irremediablemente te quedas embobado mirando paredes y techos. Construida en el año 1717, en sus estanterías hay más de 250.000 libros, pero lo mejor está en el techo, no tengo palabras para describirlo. Las dos plantas inferiores de la biblioteca albergan más libros y una antigua cárcel universitaria.

Bibloteca Joanina

Bibloteca Joanina

La Capilla de San Miguel es bonita pero tampoco nos maravilló. Sin embargo la Sala dos Capelos y Sala do Exame Privado del Palacio Universitario sí merecen la pena, aunque se ven rápido.

Tras ver estas salas pasamos a un estrecho balcón desde el que se puede ver toda la ciudad, como ya intuíamos rato antes paseando por las empinadas calles de Coimbra. Sí, las vistas desde el balcón de la universidad son espectaculares pero la biblioteca creo que las supera.

Universidad de Coimbra

Universidad de Coimbra

Universidad de Coimbra

El Patio de Escuelas es una gran explanada en torno a la cual se concentran los edificios históricos de la Universidad y en la que hay una estatua de Joao III. Para subir a la Torre del Reloj es necesario pagar 1€ extra, y no creo que las vistas mejoren las de los balcones anteriores.

Universidad de Coimbra

Universidad de Coimbra

Universidad de Coimbra

Horarios de visita a la Universidad de Coimbra

Entre el 16 de marzo y el 31 de octubre, las taquillas están abiertas desde las 8:30 hasta las 19:00 horas. El horario de acceso al circuito turístico es de 9:00 a 19:30 horas.

Entre el 1 de noviembre y el 15 de marzo, las taquillas están abiertas desde las 9:00 hasta las 12:45 horas, y desde las 13:45 hasta las 17:00 horas. El circuito turístico abre sus puertas desde las 9:30 hasta las 13:00 horas y desde las 14:00 hasta las 17:30 horas. En el caso de la Biblioteca Joanina, las últimas horas de acceso en estos meses serán las 12:40 por la mañana y las 16:40 por la tarde.

Todo el conjunto de edificios de la Universidad de Coimbra cierra sus puertas los días 25 de diciembre y 1 de enero. El resto del año permanece abierto al público en los horarios indicados.

Más información sobre la Universidad en su web, sólo en portugués e inglés.

Concluyendo la ruta por Coimbra

Concluida la visita a la Universidad, buscamos algún sitio para comer. Nos metimos en un bar pequeño y algo escondido, de estos a los que no entrarías si vas turisteando de normal pero en los que se come bien de verdad, comida auténtica portuguesa sin precios para turistas.

Comida de Coimbra

Ya cansados y pensando más en el camino de regreso que en ver más cosas, y bajo un sol que calentaba más de lo que queríamos, bajamos caminando hasta el Puente de Santa Clara, para ver la ciudad desde el otro lado.

Y para terminar el día fuimos a un par de pastelerías en el Largo do Portagem, una plaza donde está el monumento a Joaquim António de Aguiar, para comprar unas Natas y unos Pasteles de Tentúgal. Una pena no haber tenido tiempo para conocer más esta fantástica ciudad, pero había que volver a Madrid, muy a nuestro pesar.

Calles de Coimbra

Calles de Coimbra

Comida de Coimbra 2

Comida de Coimbra 3