Escadas do Codeçal

Algo que me llamó mucho, muchísimo la atención en mi viaje a Oporto, fueron las calles peatonales que unen la parte alta de la ciudad con la orilla del río, y que básicamente son larguísimas escalinatas con casas bajas a sus lados. Pero especialmente una de ellas, las famosas Escadas do Codeçal, que pasan por debajo del turístico Ponte Luiz I. En mi anterior artículo hablé sobre lo mucho que me gustó el puente, y es que se trata de una estructura metálica impresionante que une ambos márgenes del Río Duero a dos alturas, pero no todo es tan bonito.

Escadas do Codeçal Viviendo bajo un puente en Oporto

Escadas do Codeçal

Escadas do Codeçal

A primera vista las Escadas do Codeçal aparentan ser una calle normal, llena de escaleras, como todas las demás de la zona. Una calle que pasa por debajo de un puente, lo que en principio tampoco tiene nada de raro. Muchas calles pasan por debajo de puentes, para eso están, para salvar a otro nivel ríos, carreteras, vías de ferrocarril, o calles. Hasta ahí todo bien, no?

Escadas do Codeçal

Escadas do Codeçal

Escadas do Codeçal Viviendo bajo un puente en Oporto

Escadas do Codeçal Viviendo bajo un puente en Oporto

Pero cuando comienzo a descender por las escaleras, pasando por debajo de la ropa tendida, sorteando a los niños que juegan al futbol y las niñas que juegan con sus muñecas, los lugareños que se sientan en ellas a charlar con sus vecinos, y voy acercandome al puente que cruza desde la orilla del Duero que da a la ciudad de Oporto hasta la orilla de Vila Nova de Gaia, me doy cuenta de algo que ya había intuido cruzando por arriba: Las casas que están justo debajo de esa enorme estructura metálica, se encuentran pegadas al puente, literalmente. Tanto es así que una de las casas tiene su fachada recortada a la altura del metal, dejando apenas unos pocos centímetros de separación.

Escadas do Codeçal

Camino, con la vista clavada en esa fachada recortada, justo cuando pasa el metro por la parte superior del puente. El ruido a pie de calle es realmente fuerte y lo primero que me viene a la mente es: ¿Cómo se puede vivir en esa casa, que roza el puente, soportando el ensordecedor ruido de los trenes cada pocos minutos hasta entrada la madrugada?. Pues sí, hay gente que vive allí, y seguramente estarán acostumbrados, aunque no sé si contentos.

Escadas do Codeçal Viviendo bajo un puente en Oporto

Escadas do Codeçal Viviendo bajo un puente en Oporto

Escadas do Codeçal Viviendo bajo un puente en Oporto

Escadas do Codeçal Viviendo bajo un puente en Oporto

Además, las casas, vistas desde arriba del puente o a pie de calle, no tienen el aspecto de estar en muy buen estado, ni de ser lujosas en absoluto, más bien todo lo contrario. Llamar pobre a la gente que vive en ellas tal vez sea desmedido y poco apropiado, pero el término humilde tal vez se quede corto.

Escadas do Codeçal Viviendo bajo un puente en Oporto

Escadas do Codeçal Viviendo bajo un puente en Oporto

Se trata de gente que vive literalmente bajo de un puente. Bajo un techo, sí, pero en no muy buenas condiciones. Y la verdad, aunque el resto de la ciudad tenga un aspecto sucio y decadente que resulta encantador, esta calle, que se encuentra en plena zona turística, me pareció tristemente pobre. Tal vez me este equivocando, en todo, o en parte, y tal vez sea gente que vive feliz con lo que tiene sin pensar que podrían tener otra cosa mejor, o diferente. No lo sé, pues no se lo pregunté a nadie, solo cuento exactamente lo que sentí cuando pasé por allí abajo, y creo que esto se aleja del encanto caótico y bohemio del resto de la ciudad.

¿Que opinais vosotros?

Viviendo bajo un puente en Oporto

Viviendo bajo un puente en Oporto

Viviendo bajo un puente en Oporto

Sigue todas las escapadas en Twitter, Facebook , Instagram o Google Plus. No te lo pierdas!