Que ver en Oporto

Oporto es una ciudad que me fascina por mil razones. Por sus grandes contrastes, su multitud de colores y la amabilidad de su gente. Por sus sabores y aromas. Porque las dos veces que he regresado de allí me han encantado las fotos que he hecho. Por su puente y su río llenísimo de vida. Por tantas cosas… No suelo repetir destinos a menudo pero a Oporto no me importaría volver otra vez, y ya serían tres.

Si tuviera que enumerar diez cosas imprescindibles que hacer en Oporto, creo que esta sería mi elección, aunque hay muchas más.

1- Viajar a otra época en el Mercado do Bolhao

Para mi el Mercado do Bolhao es la primera parada en cualquier viaje a Oporto. Es el lugar ideal para situarte en el ambiente caótico de la ciudad. Puestos de todo tipo y hasta mesitas para tomar un vino o comer salpican este antiguo mercado que va necesitando una pequeña reforma. Y digo pequeña pues si lo cambiaran mucho perdería todo su encanto. Tiene más de 100 años de historia y parece que el tiempo se quedó anclado en la mitad de ese siglo.

Mercado do Bolhao

Mercado do Bolhao 2

Más información sobre el Mercado do Bolhao.

2- Cruzar caminando el Ponte Luiz I por arriba y por abajo

El Puente Luiz I fue diseñado por Teófilo Seyri, discípulo del mismísimo Gustave Eiffel, y sus obras terminaron en el año 1886. Su enorme arco metálico soporta las dos alturas del puente, que puede ser cruzado a la altura del río o mucho más arriba. Mi consejo es cruzarlo al menos una vez a cada altura ya que las vistas desde cualquier punto son espectaculares, pero también observar el impresionante puente desde lejos, tanto desde la orilla del Duero como desde los muchos miradores de la ciudad. Lo mires desde donde lo mires es una maravilla.

Ponte Luiz I

Ponte Luiz I 2

Más información sobre el Ponte Luiz I.

3- Probar la gastronomía local low cost: Francesinhas, Cachorros y Bifanas

Oporto sabe a Bacalao, a Tripas y Pulpo, pero también a Francesinhas, Cachorros y Bifanas. Es una ciudad en la que puedes comer barato en muchos bares o pequeños restaurantes. Lo más conocido son las francesinhas, una especie de sandwich relleno de varios tipos de carne y cubierto de una salsa ligeramente picante cuya versión especial lleva huevo y patatas. Los cachorros son la versión portuguesa de los Hot Dog o Perritos Calientes, los hay hasta bañados en salsa de Francesinha. Y las Bifanas, un bocadillo bien lleno de carne de cerdo con una salsa también algo picante y que en muchos sitios las puedes encontrar por menos de 2 euros. Fast Food made in Porto.

Francesinha de Oporto

Bifanas de Oporto

4- Comer o cenar junto al Duero en el barrio de Ribeira

Pasear por el barrio de Ribeira y la orilla del Duero es algo obligatorio si se visita Oporto. Es una de las zonas más animadas de la ciudad y gastronómicamente hablando también es un lugar imprescindible para comer, aunque menos barato y más despacio. En sus calles tenemos la mayor concentración de restaurantes de Oporto, donde también podremos comer una Francesinha pero más cara y con vistas al río, aunque también otros platos más elaborados. Resulta caro si lo comparamos con la comida en un bar cualquiera de otras zonas, pero no disparatado. Si callejeamos podremos encontrar otro tipo de restaurante, menos turístico y más gourmet, y caro, por supuesto.

Ribeira 1

Ribeira 3

5- Observar la ciudad desde sus incontables Miradores

La situación de Oporto, casi en la desembocadura de un gran río como el Duero, hace que la ciudad tenga innumerables balcones naturales a la parte baja y a la otra orilla del río. Difícil elegir uno mejor que otro pues todos tienen sus peculiaridades, pero sin duda no hay que perderse los que hay tras la Catedral, los de la Victoria, los que hay al final de los Jardines del Palacio de Cristal, el del convento de la Serra do Pilar en Vila Nova de Gaia y, por supuesto, todo el Puente Luiz I ya que es un larguísimo mirador desde donde ver toda la ciudad.

Que hacer en Oporto - Miradores de Oporto

Que hacer en Oporto - Miradores de Oporto

6- Tomar unas copas de Vino de Oporto

Si vas a Oporto y no pruebas sus vinos es como si no hubieras estado en la ciudad. Los puedes degustar en la mayoría de bares y restaurantes pero lo mejor es cruzar el Puente Luiz I hasta Vilanova de Gaia y allí visitar alguna de sus famosas bodegas, o tomar una copa tranquilamente al atardecer en las muchas terrazas que dan al río. El precio de las bodegas está en torno a los 5 o 6 euros, aunque puedes comprar un pack de paseo en barco y visita, o de entrada a tres bodegas. ¡A beber!

Que hacer en Oporto - Vino de Oporto

Que hacer en Oporto - Vino de Oporto

Más información sobre visitar bodegas en Oporto.

7- Sentirte como un gran viajero en la Estación de Sao Bento

La Estación de Sao Bento está situada en el mismo centro de Oporto y es un lugar que te transportará a otra época. Su fachada principal no parece una estación ni hace pensar lo que alberga en su interior. Nada más entrar, un vestíbulo decorado con magníficos azulejos de color blanco y azul te hará pasar un buen rato observando cada detalle de sus paredes para después pasar a la zona de vías que tampoco tiene desperdicio, a pesar de que en ellas hay trenes no tan bonitos como los de antaño. Si te gustan los trenes y los viajes, te encantará este sitio.

Que hacer en Oporto - Estación Sao Bento

Que hacer en Oporto - Estación Sao Bento

8- Hacerte selfies con bonitas vistas a tus espaldas

Hacerse un selfie es algo habitual en los tiempos que corren, es la palabra de moda y en Oporto se hacen miles de selfies por minuto en las decenas de sitios con bonitas vistas detrás que hay a lo largo y ancho de la ciudad. Por donde mires hay gente fotografiándose sólo, en pareja o grupo con un fondo diferente. Los selfies más bonitos de Oporto los podrás encontar llegando a la Catedral, en el Ponte Luiz I, en las orillas del río y en algunos de sus miradores que comentaba más arriba.

Que hacer en Oporto - Selfies en Oporto

Que hacer en Oporto - Selfies en Oporto

9- Subir y bajar escaleras y cuestas sin parar

La mejor forma de ver Oporto es caminando por sus calles, y eso implica subir y bajar cuestas e interminables escalinatas, pero así es como realmente descubriremos la vida de la ciudad, sus fachadas con viejos balcones y azulejos, sus casas semi ruinosas, los mil colores que salpican sus calles y el ambiente mezcla entre caótico y alegre que se respira por donde vayas. Muy recomendable bajar las Escadas do Codeçal, que pasan bajo el gran puente, para mi gusto las más auténticas.

Que hacer en Oporto - Escadas do Codeçal

Que hacer en Oporto - Escadas do Codeçal

Más información sobre las Escadas do Codeçal

10- Dar un paseo por la costa y las playas de Oporto, Gaia o Matosinhos

Si ya te has cansado de caminar por la zona antigua de la ciudad y quieres ver un Oporto diferente, es muy interesante dar un paseo por sus playas, a las que se puede ir en transporte público. En Oporto tienes las playas de la zona de Foz, donde además hay un paseo, una pequeña fortaleza y un faro. Pero las más interesantes son las de los municipios vecinos de Vilanova de Gaia y Matosinhos. Comer buen pescado fresco en los restaurantes cercanos a la playa también es muy recomendable.

Costa de Foz Oporto

Playas de Matosinhos

Más información sobre qué ver en Oporto